Rector pide no manchar la imagen de la UAGro, tras la elección de directores

— Pide a inconformes de Ciencias Químico Biológicas recurrir a las instancias de la institución
— Convoca a cuidar la estabilidad, más allá de los intereses personales

Rogelio Agustín

El rector de la Universidad Autómoma de Guerrero (UAGro), Javier Saldaña Almazán convocó a los grupos que se disputan la dirección de la Facultad de Ciencias Químico Biológicas a ponderar la unidad y el desarrollo académico de la institución, para no profundizar en el conflicto que estalló la noche del martes 21 de mayo.

En un mensaje emitido a través de un video, Saldaña Almazán sostuvo que de las 103 unidades académicas que integran a la UAGro, solo en tres no se lanzaron planillas de unidad, pero de las tres en que hubo competencia, solamente en una se generó un conflicto.

Es el caso de la Facultad de Ciencias Químico Biologicas, a la que el rector evitó mencionar de manera directa, solamente se refirió a ella como “la tercera escuela” en donde no se registró planilla de unidad.

Entre los datos que expuso en el mensaje difundido en las plataformas oficiales de la casa de estudios guerrerense, el jefe de la administración central destacó que el 98 porciento de la planta docente emitió su voto.

Eso implica que el próximo 6 de junio se van a nombrar 102 directores y directoras, quedando pendiente el caso de Ciencias Quimico Biológicas.

Destacó que de las tres escielas donde no se alcanzó la unidad, en una ya existe acuerdo a pesar de que la diferencia de votos es de apenas 5 y en la otra alrededor de 40, lo que habla de la madurez que existe en la comunidad universitaria.

Explicó que en “la tercera escuela”, donde existen “algunas incidencias” hubo por lo menos seis meses de dialogo para tratar de alcanzar la unidad, lo que al final no se consiguió.

Para evitar bloqueos como el registrado este miércoles, invitó a los inconformes a recurrir a las instancias que existen al seno de la institución para canalizar los recursos correspondientes.

Recordó que existe una oficina de Derechos Humanos en la UAGro, el Tribunal Universitario, el área de género, la Comisión Electoral, que sesiona de manera permanente, el área jurídica de la institución y el propio rector.

En la “tercera escuela” ha construido ocho edificios y están pendientes dos más, de tal suerte que ha correspondido al respaldo que en su momento le han otorgado.

El pasado 8 de mayo se reunión con el líder de la parte inconforme, a quien le expuso “la imperiosa necesidad de llegar a un acuerdo, una tercera”.

Saldaña se dijo enemigo de que se ejerza algún tipo de coacción hacia los estudiantes, menos que se les utilice para fines personales de trabajadores académicos.

Expuso: “Si un maestro cobra, si un alumna hostiga o acosa, ese maestro es mal visto por mi, porque mi obligación es cuidar a los universitarios”.

Por eso reiteró que las inconformidades se deben canalizar a través de las instancias que corresponden, para no empañar la imagen de la UAGro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *