Patrulla de papel

Enrique Castillo González

Sofia.

Será esta la diecisiete/ava carta que te escribo con este fin, cuál… festejar tu cumpleaños. Y si, en la primera tracé párrafos robustos buscando dibujar en ellos el “quién eras para mi en ese momento”.

En aquella primera carta al principio escribí -Sofia, eres una hada traída a la tierra para alegría de tus padres, ella, (mamá) una bella sirena nacida frente a las playas de Líbano y él (papá) poderoso tritón funcionado como guardia de Neptuno-; te decía más.

-Un día, la sirena y el tritón, decidieron ser parte de una operación aritmética, sumaron la belleza de ella más la fuerza y vigor de él para resultar tú, la niña más hermosa del mundo-. Recuerdo, en esa primera carta te expliqué (a ti) que cuando fuiste presentada a mi …tu abuelo, descubrí de entre una manta de cielo y algodón una cereza con ojitos, y con una enorme y desdentada sonrisa me dabas la bienvenida a tu mente. -mi roja ceresita; mi niña, mujercita de mar-.

Y si, como tú, en los días de la carta “1” sólo contabas con tres años de vida terrenal, y como yo sabia que no entenderías la mala sintaxis y el perfil de “documento mal trazado” “fuera de ritmo y hasta cursi” por eso dejé ese estilo barroco en mi nota. Tres cartas adelante, y sabido que ya leías puse de lado los cuentos y me concentré en desearte un feliz cumpleaños.

Varias cartas después siendo tú una linda estudiante de Secundaria tuve información de tu filo lector, -es una ávida lectora de Harry Potter- me dejaron saber; te imaginé entonces conviviendo con

Hermione Granger, Lord Voldemort y Draco; un mensaje de audio enviado vía WhatsApp puso en mis oídos trozos de tu voz…

!tu voz!, seguramente, y de eso no tengo duda, aquel ángel cito en la recepción del paraíso proyecta esa misma voz. Sea pues.

Por fin, hace algunas lunas te vi, ya toda una hermosa mujercita, y cuando quise poner una muñeca o un juguete en tus brazos dijiste, -este, abuelo; mejor cómprame una calculadora pues la ocupo en la escuela, dejamos entonces la zona de juguetes para entrar affice depot y de ahí mercar tu herramienta.

Hablamos de Taylor Caldwell, de Perl S Book, y por supuesto también de J. K. Rowling. Como sea, tú, mi hada te volviste una adolescente de cabello rojo, tus ojos ocupaban más de la mitad del rostro ah, y tú nariz exigía el saber que tus genes afro están en tú ser. Más, ya sabías leer, las páginas se volvieron olas, y, al igual que aquel tritón, tú las ya las montas como amazona del mar. Entonces.

Ahora, al trazar palabras para ti, mi razón me exige cuide cada letra, cada palabra pues la casa de esas frases pronto será la escritora más galardonada !del mundo!

Sofia Valle Halil, feliz cumpleaños, deseo que tu sonrisa siempre tenga razones para existir, aunque lo que más quiero es siempre ver entre tu cara, tus palabras y tu piel, a Silvia, renacida en ti.

Entiendo, Sofis Valle Halil, que, desde agosto, tendrás un pupitre en una aula de la UNAM, que desde el primer día de ese mes la “ciencia de la Historia” será exégisada por una apasionada mexicana, si, de solo 20 años de vida, pero con una alma muy vieja…aunque.

Yo, siempre me estaré dirigiendo a mi Hada, mi ceresita roja de voz delgada y ojos poderosos. Sea por Dios.

Ultimo patrullaje.- a la tabla central de nuestro think tank llega un extraordinario libro bien titulado “México destino seguro” nosotros, estudiosos del asunto de la SEGURIDAD lo tomamos como “cuaderno de trabajo” para, desde ya, exegisar y destripar las entrañas de ese tomo.

Mayor gusto da ver que uno de los autores de esta extraordinaria obra es nuestro hermano de Armas (Policía Federal) el Dr. Manuel Flores Sanduk.

En cuatro capítulos bien equilibrados Peter E. Tarlow, Alejandro Zuñiga Bernal y Rogelio Marquez Valdivia junto con el acapulqueño Sanduk abren ventanas y puertas de una nueva escuela para estudiar la “Seguridad en los destinos turísticos” y obvi, seguiremos en el tema.

Balazo al aire.- el amor también comunica.

Gregueria.- el nombre es, mantra, nunca “Sofi” menos “chofy” es…SOFÍA.

Oximoron.- dulce amargo.

Haiku.- tú eres luz perfecta.

Y clon de ella,
hada madrina, abuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *