Ex diputado califica a diputados de Guerrero como “alcahuetes” del Poder Judicial

— Aprobaron una reforma que quita las pensiones vitalicias a magistrados, pero no aplica con los actuales

Rogelio Agustín

El ex diputado federal, Rubén Cayetano García calificó como una simulación la reforma que quita las pensiones vitalicias a los magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), ya que los actuales integrantes del Poder Judicial local no se verán afectados.

Para el también abogado litigante, lo sucedido en el Congreso local esta semana, en realidad “Es un alcahuetazo» de parte de los legisladores locales, ya que la reforma al artículo 71 de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado prácticamente “blinda” a los actuales magistrados, “que al retirarse gozarán de onerosas pensiones en su retiro”.

Sostuvo que la modificación no está a la altura de una auténtica reforma de austeridad republicana, como plantea la Cuarta Transformación, “porque no es inmediata ni castiga los actuales privilegios en ese poder”.

Destacó que en el Segundo Artículo Transitorio de la referida norma, dice que la reforma no será aplicable a los actuales magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Guerrero, quienes mantienen sus privilegios y quedan intocados sus «derechos», que superan los 110 mil pesos mensuales al retirarse.

Anota: “Dice el transitorio que la reforma aplicará para los próximos magistrados, mientras los actuales se quedan en la impunidad y, aunque estén retirados, nos seguirán costando a los guerrerenses como si estuvieran en funciones, mientras a la mayoría de los trabajadores y servidores públicos del Poder Judicial no les reconocen sus derechos a pensiones, a la vivienda, al crédito, entre otros”.

Señaló que en el TSJ, actualmente, a dos mujeres dirigentes sindicales por mero capricho- las tienen sin salario, lo que violansus derechos laborales de forma por demás absurda e injusta.

Y cierra: “Es una vergüenza eso que aprobaron y todavía más que se proclame como una reforma acorde a la política de austeridad republicana promovida por el presidente Andrés Manuel López Obrador es una burla”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *